Alineaciones astronómicas en la ermita de San Bartolomé de Ucero

Sabíamos por los trabajos del historiador Alejandro Aylagas que la tradición de los pueblos cercanos a la ermita de San Bartolomé de Ucero, en la provincia de Soria, se refiere a un particular efecto de luz. Según algunos testimonios relatados por los más viejos del lugar, el día del solsticio de invierno, los rayos solares que atraviesan el rosetón meridional del transepto iluminan una losa donde hay un bajorrelieve en forma de cruz patada [1].

Los resultados del estudio indican que el sol también llegaría a iluminar la losa en los equinoccios, pero esta vez por los rayos que entran por una de las saeteras del ábside, la misma donde curiosamente hay grabada una singular marca de cantería donde habrían sido preservadas las claves astronómicas de la orientación del templo. De ser así, la losa en forma de cruz patada, conocida por las gentes del lugar como la «piedra de la salud», estaría colocada en el mismo lugar donde la depositaron los constructores para señalar el solsticio de invierno y los equinoccios; una ubicación que no habría sido alterada durante las reformas que se acometieron a finales del siglo XIX.


Descargar PDF Alineaciones astronómicas en la ermita de San Bartolomé de Ucero en el cañón del río Lobos


Leer más: Alineaciones astronómicas en la ermita de San Bartolomé de Ucero

La identidad entre los petroglifos prehistóricos y las marcas de cantería medievales

Genevieve von Petzinger, alumna de la Universidad Victoria de Canadá, bajo la supervisión de April Nowell, hace varios años comenzó a elaborar una base de datos con los símbolos que aparecen en distintas cuevas del paleolítico. Su extraordinaria tarea de recopilación  le permitió comprobar que muchos de estos signos aparecen de forma constante en diferentes cuevas del planeta entre los 30.000 y los 10.000 años.

La hipótesis que defiende Petzinger es que existió un código simbólico universal con significado propio anterior a la escritura que, aunque careciese de gramática, por lo que no se le puede considerar como escritura, sirvió para la transmisión de ideas o conceptos entre distintos grupos. Cree que este sistema fue pionero y se traduciría en la aparición de la escritura. Su labor de recopilación le ha llevado a comprobar que existen unos 26 signos que se repiten de forma constante; en un principio identificó 26 (los del mapa de arriba), pero después ha ido ampliando el área de estudio y ha identificado alguno más.

Leer más: La identidad entre los petroglifos prehistóricos y las marcas de cantería medievales

Arquitectura divina: el Número de Dios

En la historia de las Ideas, como en aquella del Arte, la búsqueda de la armonía y de los patrones geométricos que gobiernan lo Bello, ha sido y sigue siendo el “Leitmotiv” de gran parte de la especulación artística. Es una preocupación ontológica que arrastra al hombre a buscar y descubrir la compleja tesitura que construye y constituye el “Mundo”. Durante generaciones y desde que el vástago primigenio salió de las cavernas, el hombre ha contado, reunido y seriado consciente e inconscientemente los ritmos de la naturaleza. Y emulando a los Dioses, ha construido, a su imagen y semejanza, evocaciones del Logos. Ha edificado Arquitecturas que antes de ser de piedra han sido manifestación de ese pulso antiguo y saturnal que gobierna el orden universal de las cosas. De ahí que a través de los tiempos la humanidad haya descubierto herramientas físicas y metafísicas, como la matemática y el número. Y que mediante ellas desarrollase la poderosa aquiescencia divina de la Geometría, también llamada el lenguaje de Dios.

Leer más: Arquitectura divina: el Número de Dios

La piedra laberíntica del Rey Silo: mesura y proporción

La lápida fundacional del Rey Silo se encuentra en la iglesia de Santianes de Pravia, en Asturias. La losa original era una piedra caliza con unas dimensiones de 52,96 cm de largo por 42,15 cm de ancho y un espesor de 12 cm formada por 19 columnas y 15 filas con 285 letras grabadas en capital romana con la frase «SILO PRINCEPS FECIT» (lo hizo el príncipe Silo). Partiendo de la "S" central la combinación de las letras de columnas y filas dan un resultado total de 45.760 repeticiones de la frase.

La piedra actual está situada sobre el dintel de la puerta de entrada de Santianes en el mismo lugar que la original; destruida por Fernando Salas en 1662 a raíz de un pleito con los feligreses de la parroquia por el derecho de enterramiento en el templo. De la losa original se conserva sólo un fragmento de 18,5 cm x 16,5 cm y 12 cm de grosor.

Si tomamos las filas entre las columnas tenemos 19/15 = 1,2667, que es una proporción muy próxima, empleando números enteros, a 14/11 = 1,272, esto es, la aproximación más exacta a la raíz cuadrada del Número de Oro. Pero aún hay más. Tomemos ahora las medidas totales que se desprenden de su reconstrucción. Así tenemos, en centímetros, 52,96/42,15 = 1,256. Se trata de un rectángulo cuya razón es ¡la raíz cuadrada del Número de Oro! Tanto los ordinales como las dimensiones de la losa del rey Silo nos remiten al mismo cociente. ¿Una casualidad?

Leer más: La piedra laberíntica del Rey Silo: mesura y proporción

Las marcas de cantería en el contexto de la arquitecura medieval

Tras el análisis de la orientación de la ermita de San Bartolomé de Ucero, que nos permitió descubrir la naturaleza astronómica del mensaje que habría sido preservado en una singular marca de cantería, creció nuestro interés por estos signos labrados en los muros de los templos medievales. Sabemos que los canteros tallaban en los sillares marcas que servían para identificar su trabajo. A pesar de que existen multitud de teorías sobre el significado de estos signos labrados en la piedra existen suficiente evidencias, con independencia de las interpretaciones simbólicas, de que se trata de un lenguaje ante todo de orden geométrico, cuya lectura puede aportar información sobre los principios de la Geometría Fabrorum que, al fin y al cabo, era la auténtica fuente de conocimientos de aquellos maestros de la escuadra y el compás. A este grupo de marcas de cantero las hemos denominado "marcas de trazado", en tanto sus proporciones son notables y guardan ciertas semejanzas con las trazas de los templos donde se encuentran grabadas.

Leer más: Las marcas de cantería en el contexto de la arquitecura medieval