cache/resized/f544036266eca354186f9513fe422254.png
Artículos
Últimas publicaciones
La iglesia mozárabe de San Miguel de la Escalada fue construida por monjes cordobeses procedentes de Al-Andalus bajo la dirección el abad Adefonso. ...
Hits: 298
Convencidos de que Dios se revela en toda su plenitud dentro de la fraternidad que trabaja para su gloria, la comunidad operativa revelaba a sus ...
Hits: 1687
Tras el análisis de la orientación de la ermita de San Bartolomé de Ucero, que nos permitió descubrir la naturaleza astronómica del mensaje que ...
Hits: 4605
La costumbre de grabar signos en la piedra es tan antigua como la civilización humana, incluso mucho anterior a la aparición de las primeras lenguas ...
Hits: 916
Cuando el investigador se acerca por primera vez a los signos lapidarios cree descubrir en ellos un lenguaje nuevo, contenedor de mensajes ...
Hits: 5947
Sabemos que los canteros tallaban en los sillares marcas que servían para identificar su trabajo. Aunque existen multitud de teorías sobre el ...
Hits: 1458
Sabíamos por los trabajos del historiador Alejandro Aylagas que la tradición de los pueblos cercanos a la ermita de San Bartolomé de Ucero, en la ...
Hits: 1286
Una marca de cantero es un grabado confeccionado sobre un sillar con la intención de expresar algo que aún desconocemos en profundidad. El grabado ...
Hits: 1983
Las marcas de cantero o marcas de cantería, son símbolos o alegorías grabadas por los canteros en la piedra, que en la Época Medieval representaban ...
Hits: 727
El estudio de las marcas es reciente, debido a que la mayoría de los edificios medievales se encalaban una vez construidos, por lo que las marcas de ...
Hits: 2692
Se cree que fue a partir del siglo XI cuando los signos lapidarios en Europa se sistematizaron y su empleo comenzó a regirse por Logias que imponían ...
Hits: 2160
No todo lo grabado sobre sillares es una marca de cantero; a veces, ni llega a la categoría de signo epigráfico. En ocasiones nos hallamos ante un ...
Hits: 1366
Por motivos prácticos, la Geometría Clásica, heredada de los agrimensores egipcios que la aprendieron a su vez de los sumerios, emplea únicamente la ...
Hits: 3430
Para los Maestros venidos del mar, los supervivientes de la primera Humanidad destruida, la sabiduría constaba de un Principio Creador inmutable del ...
Hits: 2172
Validar el método seguido por el cantero para marcar los sillares nos brindará la oportunidad de proponer algunas hipótesis sobre la funcionalidad de ...
Hits: 1577
  • «
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • »
cache/resized/f544036266eca354186f9513fe422254.png
Ayuda
Manuales y documentación
Esta opción de menú es pública y tendrán acceso a ella todos los visitantes de la página. Desde aquí podrán consultar toda la información que la ...
Hits: 491
Estamos realizando la catalogación tipológica de las marcas de cantería de la ermita de San Bartolomé de Ucero. Es una labor que requiere paciencia ...
Hits: 15
En ocasiones la caché del explorador provoca algún que otro funcionamiento no esperado. a) Problemas al adjuntar las imágenes (y éstas cumplen con ...
Hits: 476
Los usuarios que no estén registrados podrán acceder a toda la información almacenada en forma de listas y fichas. Estos mantenimientos no son ...
Hits: 523
Fichas/Lapidarios/Buscar por edificios Mediante esta opción de menú accedemos a nuestro espacio de trabajo. Todas las acciones que los se realicen ...
Hits: 1045
Antes de poder adjuntar imágenes es necesario registrarse para poder suscribirse al proyecto. Una vez activada la cuenta aparece una nueva opción en ...
Hits: 841
Cuando se adjuntan las fotografías a la galería de imágenes de un edificio desde la opción de menú Catálogo/Agregar nuevos lapidarios el sistema crea ...
Hits: 342
Con el fin de mejorar la navegación hemos incorporado un nuevo menú desplegable que aparece a la izquierda de la pantalla, lo que permite aprovechar ...
Hits: 963
En ocasiones se producen errores en la carga de varias imágenes. Aparece el siguiente mensaje informando que el archivo de imagen no ha podido ser ...
Hits: 233
Para aquellos usuarios registrados que deseen colaborar con nosotros les recomendamos que antes de comenzar a subir imágenes se lean los manuales en ...
Hits: 746
  • «
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • »
 21 Abril 2014
  11  

Estamos realizando la catalogación tipológica de las marcas de cantería de la ermita de San Bartolomé de Ucero. Es una labor que requiere paciencia pero que resulta muy útil para tener una visión de conjunto de los signos lapidarios por edificaciones.

Para acceder a las fichas de los signos lapidarios hay que dirigirse a la opción "Consultas/Buscar por edificios" del menú principal:

http://www.signoslapidarios.org/inicio/consultas/signos-lapidarios/buscar-por-edificios

En la lista se muestran todos los signos lapidarios catalogados por localización. La caja de búsqueda permite filtrar un conjunto de registros. En el ejemplo hemos seleccionado los signos lapidarios de la ermita de San Bartolomé de Ucero. En todo momento podemos ...

 11 

Estamos realizando la catalogación tipológica de las marcas de cantería de la ermita de San ...

21 Abril 2014
 23 Abril 2014
  6  

Primer encuentro de amigos del proyecto SIGNO para la catalogación de marcas de cantero en la península Ibérica, domingo, 22 de junio a las 11:00.

 

El domingo 22 de junio celebremos la entrada del verano en San Bartolomé de Ucero. Hemos pensado que puede ser una buena ocasión para organizar un primer encuentro de los amigos del proyecto SIGNO, conocernos y compartir con todos vosotros una jornada en este enclave soriano.

Realizaremos una visita a la ermita de San Bartolomé de Ucero y aprovecharemos para realizar una introducción a la cuestión de las marcas de cantería. Un lugar muy apropiado para una primera aproximación dado la gran cantidad y variedad de signos lapidarios grabados en los paramentos de este singular cenobio.

La ...

 6 

Primer encuentro de amigos del proyecto SIGNO para la catalogación de marcas de cantero en la ...

23 Abril 2014
 07 Septiembre 2013
  270  
Búsqueda normal y avanzada. Contenidos publicados en la web. Búsqueda en el Fórum. Contenidos publicados en el Fórum (opción incluida en el menú de usuario). Bibliografía. Estudios, libros y documentos electrónicos sobre gliptografía. Catálogo de signos lapidarios. Signos lapidarios por localización geográfica. Catálogo de construcciones románicas. Todas las construcciones románicas de la Península Ibérica por Julián Castells Criado.
 270 
Búsqueda normal y avanzada. Contenidos publicados en la web. Búsqueda en el Fórum. Contenidos ...
07 Septiembre 2013
 05 Enero 2014
  502  

El objetivo de SIGNO (Sociedad de Investigaciones Gliptográficas para la Normalización y Ordenación) es recopilar, almacenar, catalogar y establecer una terminología que permita describir los signos lapidarios grabados en las construcciones de la antigüedad, en especial durante la Edad Media.

Ayúdanos en las tareas de recopilación y entra a formar parte de la comunidad de cazadores del proyecto SIGNO, donde los usuarios registrados cuentan con un espacio de trabajo donde guardar y clasificar las imágenes ajuntadas. En todos los casos se reconocerá la autoría de todos los trabajos de campo, tal y como queda reflejado en el historial de los colaboradores del proyecto.

Este proyecto tiene por objetivo confeccionar un catálogo de marcas de ...

 502 

El objetivo de SIGNO (Sociedad de Investigaciones Gliptográficas para la Normalización y ...

05 Enero 2014
 05 Enero 2014
  98  

Hemos seleccionado el trabajo Las marcas de cantero de San Zoila de Cáseda, de Simeón Hidalgo Valencia como uno de los mejores estudios del año 2013. El gran valor de la metodología de trabajo basada en el calco nos permite recuperar las marcas de cantero con todos sus detalles. No hay mejor forma de reproducir los signos grabados en la piedra. Pero es una labor que requiere mucha paciencia y dedicación y, en muchas ocasiones, como bien sabe Simeón, tener que hacer alguna que otra pirueta circense no exenta de riesgos. En fin, gajes del oficio como se diría.

Gracias a este trabajo podemos abordar el estudio de la marcas de cantero de forma rigurosa, pues conocemos su número, distribución y posición en el edificio. En este sentido, el ...

 19 Noviembre 2012
  1232  

Contribuye con tus trabajos de campo en la búsqueda de signos lapidarios. Sube las imágenes y guárdalas en la base de datos y entrarán a formar parte del catálogo del proyecto SIGNO. En la sección Ayuda podréis encontrar las indicaciones sobre cómo proceder para incorporar las fotos a la galería de imágenes del edificio, cómo editar las fichas para completar la información o cómo agregar nuevas imágenes a las fichas ya existentes.

La web está ahora en periodo de pruebas. Os invitamos a visitarla y a que nos remitáis cualquier sugerencia o nos informéis de los posibles errores que se produzcan durante la carga de las imágenes o la gestión de las fichas. Vuestras indicaciones servirán para mejorar la herramienta. Para abordar este ...

 1232 

Contribuye con tus trabajos de campo en la búsqueda de signos lapidarios. Sube las imágenes y ...

19 Noviembre 2012
 06 Enero 2013
  725  

La magia es una actitud optimista ante ciertos hechos que superan al ser humano y que no podría explicar de otro modo. Creer en la magia y sus efectos beneficiosos es aceptar su principio fundamental: la Creación no está acabada, se produce en cada instante, y el ser humano con conocimientos puede intervenir en la naturaleza de las cosas para cambiarlas; para hacer realidad lo irreal. 

Me he preguntado muchas veces qué mantiene erguidos los edificios sagrados, esos montones de piedras que resisten impávidos el paso de los tiempos, cuando otros edificios, confeccionados con hormigón y materiales más evolucionados, se desploman apenas cincuenta años después de construidos. Por eso, siempre consideré a los templos como espacios mágicos.

...

 725 

La magia es una actitud optimista ante ciertos hechos que superan al ser humano y que no podría ...

06 Enero 2013
 28 Abril 2013
  493  

Entrevista con Nacho Ares en SER Historia. Programa 202 Las marcas de cantero 28-4-2013. Desde SIGNO queremos agradecer el interés mostrado por el proyecto. Gracias por darnos la oportunidad de difundir la noticia en busca de nuevos cazadores de marcas que deseen colaborar en el proyecto SIGNO. Con el tiempo y paciencia lograremos confeccionar un completo catálogo de marcas de cantero que nos ha de ayudar a establecer la terminología que describa de la forma más precisa sus formas y funciones. [Escuchar audio]

 493 

Entrevista con Nacho Ares en SER Historia. Programa 202 Las marcas de cantero 28-4-2013. Desde ...

28 Abril 2013
 07 Septiembre 2013
  391  

Signos lapidarios

Buscar por edificios. Búsquedas por ubicación geográfica y cronológica. Buscar por ubicación. Búsquedas por localización en los edificios. Paneles de los edificios. Paneles de signos lapidarios por edificios.

Análisis

Buscar por edificios. Búsquedas por ubicación geográfica y cronológica. Buscar por ubicación. Búsquedas por localización en los edificios.

Clasificación Tipológica

Clasificación Formal. Signos lapidarios por forma/apariencia. Clasificación FuncionalSignos lapidarios por función. Clasificación SimbólicaSignos lapidarios por función.

Edificios

Catálogo. Fichas de los edificios con toda la información sobre su historia. Planimetrías. Planos de los edificios del catálogo. ...
 391 

Signos lapidarios

Buscar por edificios. Búsquedas por ubicación geográfica y cronológica. ...
07 Septiembre 2013
 20 Abril 2013
  910  

Según la teoría más difundida,los canteros medievales, con sus marcas sobre la piedra, trataban de establecer una especie de contabilidad para valorar el trabajo realizado y cobrar así el salario correspondiente. Afortunadamente, en los últimos tiempos esta explicación ha ido dando paso a nuevas propuestas, y ya se celebran congresos y se realizan rigurosos estudios donde se reconoce, cuando menos, que las marcas de identificación de los constructores medievales eran algo más que un simple recibo o un mero cómputo de trabajo.

Ante la enorme difusión que tuvieron las marcas de cantero durante la Edad Media es evidente que no se trata de una cuestión menor, sino más bien un indicio de la importancia del papel que jugaban en la construcción ...

 910 

Según la teoría más difundida,los canteros medievales, con sus marcas sobre la piedra, trataban de ...

20 Abril 2013

Las marcas de cantería en el contexto de la arquitecura medieval - La importancia de las proporciones: el arte de la construcción

La importancia de las proporciones: el arte de la construcción

Como dijimos, creemos que los trazos ortogonales, tanto horizontales como verticales, correspondientes a la generación de la planta y el alzado de un edificio respectivamente, se obtenían antiguamente de forma análoga a cómo se diseñan las redes góticas de los gremios de constructores de la Baühutte, siempre a partir de un punto de referencia sobre el que se articulaban el resto de operaciones que conformaban el plano del edificio y que permitían, en un segundo paso, establecer sobre el terreno las trazas del edificio. En la obra, el día de la fundación del templo este punto de referencia era el lugar donde se colocaba la denominada columna invisible, el auténtico eje vertebrador de todo el edificio. Este poste, normalmente de madera, solía colocarse en el centro del ábside o bien en el cruce de naves y era retirado una vez concluida la obra, por lo que, en cierta manera, se tornaba invisible a los ojos de quienes no conocían los secretos del trazado, y de ahí su nombre. Éste era el punto a partir de cual el maestro arquitecto tejía sus redes de proporciones sobre las que levantaba y diseñaba todo el recinto.

La geometría como base fundamental de la arquitectura tiene una larga tradición en el mundo antiguo, y la teoría de las proporciones surge de la creencia de que hay ciertas relaciones numéricas que son el reflejo de las diferentes estructuras armónicas que rigen la naturaleza [31]. Sabemos que en la tradición de los «Collegia Fabrorum» romanos ya se empleaban las denominadas redes «ad quadratum» y, en menor medida, las redes «ad triangulum». Ésta era una forma racional de distribuir el espacio que, al mismo tiempo, posibilitaba el control de la obra en cada fase de su construcción. Son bien conocidos los diseños basados en las progresiones geométricas determinadas por las razones de las raíces cuadradas de dos, tres y cinco, que se corresponden con las figuras del doble cuadrado, el triángulo y el pentágono respectivamente, y que han sido las series de proporciones más empleadas como bases de toda articulación arquitectónica, y en particular de aquellos recintos destinados al culto, aunque también se encuentran en otros edificios civiles, como por ejemplo los teatros griegos y romanos, donde la geometría es esencial para conseguir un recinto con unas propiedades acústicas muy determinadas [32].

 

Figura 29. El octagrama como principio de articulación espacial basada en el uso de rectángulos y series de progresiones basadas en el número de Pell, (1+√2) fue empleado por los arquitectos romanos en casi todas sus construcciones.

 

Esta tradición ha formado parte del conocimiento de los constructores desde hace miles de años, como lo demuestra el uso de fórmulas numéricas simples para la construcción de los altares y edificios en los textos bíblicos [33], donde éstos se diseñan basándose, principalmente, en el cuadrado (1:1) y el doble cuadrado (1:2). Posteriormente se puede observar en los edificios tardo-romanos de planta central, y luego en el arte bizantino e islámico, para alcanzar su más altas cotas de perfección en los métodos empleados por los responsables de esos edificios prodigiosos que son las catedrales medievales, gracias a los cuales «eran capaces de realizar operaciones gráficas sin necesidad de utilizar escalas, ya que todos los elementos están referenciados respecto a uno fijado previamente. Esta trama sólo se descubre al realizar el correspondiente levantamiento gráfico del mismo. Es entonces cuando apreciamos la utilización de sencillas figuras geométricas para su elaboración: cuadrados, círculos y triángulos, que debidamente relacionados componen una planta» [34].

Hacia finales del siglo I a.C., el arquitecto romano Marco Vitruvio Polión recogió en un tratado sobre arquitectura lo mejor de la tradición constructiva del mundo clásico greco-romano. Para Vitruvio, un arquitecto debía ser algo más que un simple técnico, y por ello además de ser un avezado dibujante y matemático, también debía ser conocedor de la música y la astrología, la filosofía y la historia. Desde esta visión holística un tanto idealizada el maestro arquitecto era una especie de mago versado en el conocimiento tanto de las ciencias humanas como de las divinas, por lo que estaba en el secreto de las leyes fundamentales de la creación [35]. Entre esas leyes la geometría figuraba en primer lugar porque le ayudaba a construir edificios mediante rigurosos criterios de proporción y simetría.

Aunque apenas han llegado hasta nosotros los planos de las construcciones medievales, de todos los métodos posibles, el geométrico fue probablemente el más empleado. De esta manera, no son necesarios planos a escala en función de una unidad métrica determinada, algo importante en una época en la que no existía ningún tipo de unidad de medida estándar [36]. Así por ejemplo, en la arquitectura cisterciense sabemos que se usó la llamada «unidad grande», no en el sentido de que fuese una unidad lineal, sino más bien una «forma de medir» a través del análisis de las proporciones, lo que servía para determinar las plantas, los alzados y la estereotomía del resto de elementos (altares, columnas, arcos, dovelas y pórticos). El esquema geométrico subyacente era replicado de forma modular para obtener las dimensiones de las diferentes partes del edificio sin perder la coherencia del diseño inicial [37].

Uno de los pocos documentos que se conservan sobre arquitectura es el cuaderno de maestro picardo William de Honnecourt, del siglo XIII, donde se recogen diversos ejemplos sobre las técnicas basadas en la configuración a partir de mallas de estructuras espaciales. Aunque en este croquis a mano alzada no está indicado de una forma explícita, es evidente que se trata de una trama de cuadrados (Kruft 1990). Esta red de cuadrados y rectángulos, según Antonio Jesús García, «es un in­teresante esquema que debe entenderse, más que la representación de un templo concreto,como propuesta compositiva y de control dimensional. Está concebido para su indefinido crecimiento longitudinal para obtener una planta en cruz latina, unas proporciones mucho más acordes con la de los templos de la época. Establecida una malla de cua­drados, se posicionarían los elementos propiamente arquitectónicos como los pilares, los responsiones, los nervios de bóvedas y los contrafuertes, conformando un auténtico esquema estructural del edificio, y comprobándose, de paso, su interacción con el espacio arquitectó­nico. Todo con una abstracción y economía gráfica más propia de nuestro tiempo. Ejemplos como éste inundan la historia de la arquitectura, trasluciéndose sus mecanismos de control formal de una manera más o menos expresa. La flexibilidad en su aplica­ción es grande, admitiéndose, por ejemplo, la modu­lación independiente en cada una de las direcciones del espacio: largo y ancho en el caso de las plantas, e incluso horizontal y vertical si se trata de levantar un edificio» [38].

A partir del siglo xv, la situación es bien diferente y el uso de estas redes está bien documentado ya que se pueden encontrar en numerosos dibujos y documentos sobre arquitectura de la época. Así por ejemplo, Leonardo Da Vinci y Alberto Durero, entre muchos otros, fueron conscientes de la importancia de los sistemas proporcionales, y abordaron su estudio en diversas ocasiones. Del año 1486 es un folleto escrito por el maestro arquitecto Matías Roriczer sobre los secretos del diseño de los pináculos de la catedral de Ratisbona, una obra que fue toda una referencia en su época. En este texto reveló los aspectos relacionados con la disposición «ad quadratum» que empleó para diseñar los pináculos de las torres [39].

 

Figura 30. Diseño de los pináculos de la catedral de Ratisbona de Matthäus Roriczer a partir de la red ad quadratum.

 

El primer objetivo del maestro arquitecto era garantizar la consecución de la obra, algo que sólo podía lograr mediante un diseño previo de la planta, el alzado y el resto de elementos arquitectónicos necesarios para su ejecución. Como nos recuerda Antonio Jesús García Ortega, para arquitectos como Peter Eisenman «las mallas y retículas espaciales constituyen un ex­traordinario vehículo de experimentación proyectual, permitiéndole indagar en una arquitectura autónoma, libre de connotaciones históricas, e independiente in­cluso de la propia autoría. En definitiva, que atienda sólo a sus propias e intrínsecas leyes» [40]. Y son esas leyes precisamente las que nos revelan las conexiones entre las proporciones de las marcas de planimetría y las trazas de los edificios donde se encuentran.

La proporción se puede definir como la igualdad entre dos razones que resultan de la comparación cuantitativa entre dos partes similares. Esta razón es un número, lo que acentúa el carácter matemático de la operación. Como se puede leer en el tratado de Vitruvio estos sistemas sirven para la proyección de las dimensiones de un edificio y, al mismo tiempo, para unificar visualmente «la multiplicidad de elementos que entran en el diseño arquitectónico logrando que todas sus partes pertenezcan a la misma familia de proporciones» [41]. La clave no se encuentra en las formas por sí mismas, sino en las relaciones que se establecen entre ellas, ya que en la práctica un sistema proporcional «no sólo debe conducirnos a una repetición flexible de formas definidas, sino que debe ser además de fácil manejo» [42].

El Partenón de Atenas es un edificio que agrada a la vista no porque sea producto de las formas en sí mismas, sino porque es el resultado de ciertas relaciones, de orden matemático, entre las partes que lo conforman y de éstas con el conjunto. Esto produce relaciones armónicas, que estimulan nuestra percepción de ese «orden oculto», como sucede con la escala musical, donde los intervalos armónicos resultan de dividir una cuerda en tercios, medios, cuartos, etc. Así es como se disponían columnas y arcos, se diseñaban pórticos, atrios y altares y se determinaban las plantas y los alzados de los templos [43].

En la tradición de la arquitectura sagrada, la belleza de un edificio, entendida como cierto sentido de orden y equilibrio, no depende tanto de las formas en sí mismas, sino más bien de cómo éstas se combinan, al igual que en sucede en una composición musical, donde las notas, por sí solas, no constituyen la melodía, pero contribuyen, cada una con su tempo, a su formación. El diseño del trazado regulador de un edificio se obtiene de forma similar a partir de sencillas figuras geométricas que debidamente combinadas permiten establecer, con la sola ayuda de regla y compás, un conjunto de correspondencias que garantizan la armonía y la estabilidad del conjunto.

Las construcciones proyectadas siguiendo los postulados de la geometría euclidiana están basadas en diseños que puedan obtenerse con el uso de la escuadra y el compás, éste último empleado, a ser posible, sin variar su abertura. Las reglas que rigen el arte de la geometría partían de los tres postulados clásicos, a saber, que una línea recta se pueden extraer de cualquier punto a cualquier otro punto, que una línea terminada puede ser producido a cualquier longitud en línea recta, y que un círculo se puede describir de cualquier centro, a cualquier distancia de ese centro. Las redes empleadas por las logias germánicas para obtener sus «marcas de honor» no serían más que una evolución de métodos utilizados siglos antes, y los principios geométricos que sirvieron como bases para establecer las proporciones de las iglesias y las catedrales medievales, habrían quedado reflejados en un buen grupo de marcas de cantero [44].

El maestro constructor no sólo era el responsable del diseño de la planta y el alzado de los edificios, también participaba en la confección de los elementos arquitectónicos que lo conforman, además de tener que coordinar el trabajo de las diferentes cuadrillas de obreros y artesanos para garantizar que durante todo el proceso constructivo la obra se ajustara a los patrones que él mismo había determinado en todos sus detalles, y para ello es imprescindible una proyección previa a la ejecución de la obra en el plano. Como hemos visto, las redes ofrecen una gran cantidad de «posibilidades de modelado y manipulación, la versatilidad para redefinir vínculos, a la vez que se afrontan sencillos pero trascendentales problemas en arquitectura: orden, escala, tamaño, propor­ción, estructura, fragmentación versus compacidad, etc.» [45], por lo que resultan un formidable método de control sobre las proporciones a la vez que servían para trasladar, a escala y sobre el terreno, los planos del edificio. Para Xavier Musquera la geometría implícita en las redes empleadas por los constructores de la Bauhütte « (…) muestra que nos hallamos ante un corpus geométrico perfectamente organizado y homogéneo, fundado esencialmente sobre dos bases de red fundamental: «ad triangulum», de base hexagonal, y «ad quadratum», de base octogonal. Otros elementos geométricos esencialmente prácticos para la construcción fueron el pentágono y el heptágono. En la práctica, esas redes poseen un doble objetivo: por una parte, proporcionar un reticulado del plano y por otra parte, facilitar el paso de dicho plano a la elevación, es decir, los dibujos de plantas y alzados se convierten en formas tridimensionales. Esas retículas permiten a su vez el trazado a tamaño real de todas las partes de la obra que deberán ejecutarse en piedra» [46].

Con el tiempo, el uso de procedimientos geométricos para conseguir proporciones «perfectas» pasó de ser una necesidad del diseño a convertirse en una cuestión técnica además de estética. Como dijo el arquitecto Jean Vignot al ser consultado por el consejo de constructores de la catedral de Milán sobre la mejor forma de resolver la cuestión del alzado «ars sine scientia nihil est», a lo que nos atreveríamos a añadir que también toda ciencia requiere un arte, esto es, unas habilidades específicas.

 


 

[31] Los griegos desarrollaron sistemas de proporciones, cuyas leyes estableció Pitágoras, que han ejercido una gran influencia a lo largo de la historia de las matemáticas, la música y la arquitectura.

[32] H. P. Scholfield destacó la importancia que tienen las progresiones geométricas en las proporciones arquitectónicas y el gran valor que tienen las formas semejantes en la captación visual de esas entidades armónicas. Su gran mérito consiste en haber propuesto una teoría unificada para lo que parecían modelos proporcionales contradictorios. Sus diferencias, apunta, no son más que aparentes y superficiales puesto que son teorías dentro de un rompecabezas aún mayor. En definitiva, toda la historia de la teoría de las proporciones es consecuencia del carácter intermitente y discontinuo de la historia de la arquitectura. Sin embargo, y tras la aparente diversidad de los sistemas estudiados, Scholfield halló que podía clasificar los sistemas visuales basados en las proporciones en dos grandes grupos, en función de si se utilizada un método geométrico o bien uno de orden matemático. Otra clasificación es la basada en la naturaleza de los valores matemáticos, según se utilicen series de números enteros y fraccionarios, a los que denominó sistemas de proporciones conmensurables, o series basadas en números irracionales, es decir, sistemas de proporciones inconmensurables.

[33] En el Éxodo, capítulos XXV a XXVII y XXXVI a XXXVIII, se dan instrucciones precisas sobre las medidas del arca de la Alianza, los altares y los templos. En el Libro de los Reyes VI, 2 aparece: «la Casa que el rey Salomón edificó para Yahvé tenía sesenta codos de largo, veinte codos de ancho y treinta codos de alto. Delante de la Casa había un pórtico de veinte codos de largo, correspondiente al ancho de la Casa, y de diez codos de fondo por delante de la Casa».

[34] Ruiz De La Rosa, José Antonio, Traza y simetría de la arquitectura. En la antigüedad y medievo. Publicaciones de la Universidad de Sevilla. Sevilla, 1987.

[35] Entre las ciencias humanas, en consonancia con la vía de la tradición latina medieval del Trivium, se encuentran la gramática, la retórica y la dialéctica, como fundamentos de la lógica; y entre las ciencias divinas, una vía teórica, formada por la física, las matemáticas y la metafísica, y otra práctica, el Quadrivium, que incluía la aritmética, la geometría, la música y la astronomía. El maestro arquitecto «fabrica un edificio orgánico a partir de la materia bruta, y en esa realización imita al Creador, llamado, siguiendo a Platón, el Gran Arquitecto del Universo, pues Dios es, ante todo, geómetra» Hani, Jean, El simbolismo del templo cristiano.

[36] Algunos autores son de la opinión de que la geometría era en cierta manera un freno para el avance del álgebra, y así «la capacitación profesional dentro del gremio se instrumentaba sobre la base de la denominada Geometria Fabrorum, al margen de toda reflexión teórica. Conceptos geométricos sencillos que permitían generar una enorme diversidad de formas, ligadas todas por un mismo sistema geométrico de proporción, cuyo contenido y consecuencias matemáticas distaban de interesar o ser comprendidos. Los diagramas geométricos relegaban la metrología a un papel secundario: el cantero no tenía necesidad de medir con reglas graduadas en ninguna unidad concreta; partía de la construcción gráfica propuesta por el maestro, y medía en ella directamente con su compás». Sin embargo esto no es cierto en la arquitectura y el arte islámicos, donde la geometría adquiere carácter aritmético. Últimos estudios han demostrado que los arabescos de la Alhambra de Granada representan los diecisiete conjuntos cristalográficos que hoy conocemos.

[37] La aplicación de la denominada Geometria Fabrorum por parte de los maestros medievales en el diseño de las construcciones ha sido estudiada por SHELBY, L. R., The geometrical knowlegde of medieval master masons, y COURTENAY, L. T., The Engineering of Medieval Cathedrals, Ashgete, Aldershot, 1997, pp. 27-53.

[38] García Ortega, Antonio Jesús, Tramas geométricas como sistema ordenador abierto. Aplicaciones arquitectónicas. Universidad de Sevilla, p. 83.

[39] Las logias germánicas se reunieron en Regensburg para su unificación en el año 1459. Del documento de esa reunión se conoce que existía un secreto. En efecto, tales reglas prohibían a cualquier trabajador cómo sacar la elevación del plano a partir de la planta. Esto último se aclaró cuando el maestro de la catedral de Regensburg, Matthäus Roriczer publicó el secreto con el consentimiento del obispo, revelando el método basado en la red «ad quadratum» que había empleado para la construcción de los pináculos de la catedral. Como advirtió Rodrigo de la Torre en su intervención en el Coloquio Internacional de Gliptografía algunos «tableros cuadrados» son cuadros de proporciones aplicables a los principios de la construcción medieval como parece sugerirlo la sección y alzado de los pináculos por el sistema de la «verdadera medida» empleado por del arquitecto de la catedral de Ratisbona, y apunta que «obsérvese que las transformaciones de la planta producen figuras próximas a los tableros cuadrados; sin embargo, la verdadera utilidad del sistema se revela en el secreto de oficio de saber extraer de la planta el alzado» (Cambrai, 1984).

[40] García Ortega, Antonio Jesús, Tramas geométricas como sistema ordenador abierto. Aplicaciones arquitectónicas. Universidad de Sevilla, 2010, p. 82.

[41] Vitruvio, Marco, Los diez libros de Arquitectura, Libro III, capítulo I.

[42] Scholfield, H. P., La teoría de la proporción en la arquitectura. Editorial Labor, Barcelona, 1971, pp. 23-24.

[43] «La elección de una forma determinada de la proporción arquitectónica no necesita, pues, explicarse por la supuesta belleza de las formas en sí. Puede deberse simplemente al hecho de que ciertos grupos de formas son usados más fácilmente que otros para constituir un modelo en el que el orden y la economía de la forma salten a la vista. Las razones por las que ciertos grupos de formas resultan más idóneos que otros son de orden matemático. Se entienden más fácilmente, no por un método geométrico, sino analítico, reduciendo el problema de dos o tres dimensiones a una». Scholfield, H. P., La teoría de la proporción en la arquitectura. Editorial Labor, Barcelona, 1971, pp. 23-24.

[44] «La evolución del gótico desde sus comienzos a la madurez clásica que se alcanza a mediados del siglo XIII está señalada por la creciente claridad con que se observa el principio geométrico. Las fórmulas geométricas ya fueron usadas, por supuesto, por arquitectos pregóticos, y también por escultores y pintores» SIMSON, O., La Catedral Gótica, Alianza Editorial, Madrid, 1993, p. 38.

[45] García Ortega, Antonio Jesús, Tramas geométricas como sistema ordenador abierto. Aplicaciones arquitectónicas. Universidad de Sevilla, 2010, p. 82.

[46] Musquera, Xavier, Ocultismo medieval. Ediciones Nowtilus, Madrid 2009, p.149.

 

Compartir

Fórum SIGNO: grupos de trabajo y canales temáticos

(/)
Result not found!

Últimas entradas

Otros Temas »

El objetivo de la Sociedad de Investigaciones Gliptográficas para la Normalización y Ordenación (SIGNO) es recopilar, almacenar y catalogar marcas de cantería para establecer una terminología que permita la descripción de sus formas y naturaleza. Si deseas colaborar con tus aportaciones tendrás un espacio de trabajo donde guardar y catalogar las marcas de cantero.

Más información...

Si quieres participar en el proyecto envíanos un correo a signos.lapidarios@gmail.com

SIGNO es un proyecto totalmente financiado con recursos personales. Ayúdanos a mantener activos los servicios contratados en Dinahosting.

signosorg Marcas de cantero del castillo de Guimaraès, Portugal (siglo XII), por cortesía de María Dolores Pérez Noguera. http://t.co/UhJaOArLCd
signosorg Marcas de cantero de la catadral de Barga en Portugal, por cortesía de María Dolores Pérez Noguera. http://t.co/hBj5UE66GR
signosorg Resumen formato de la fichas de trabajo y las opciones de navegación en las búsquedas del catálogo SIGNO: http://t.co/HKY9MnSNi5
signosorg Catálogo de marcas de cantería http://t.co/F4Y3TStx13
signosorg La geometría oculta de las marcas de cantero http://t.co/3SqIefIeEj
signosorg Marcas de cantero del monasterio de Poblet, Tarragona. Por Armando Biendicho. http://t.co/mc0HqSiViv
signosorg Catálogo de marcas de cantería http://t.co/F4Y3TStx13

Lapidarios recopilados
2932
Lapidarios catalogados
414
Usuarios registrados
147
CazadorLapidarios
rafael.fuster999
javier torres489
jj404
jordi.aguade224
helena con h166
angel100
edu gomez95
abiendicho72
antonio hernández66
yolanda57
ColaboradorAnálisis
Álvaro Rendón967
Rafael Fuster6
Edificios catalogados
142
Artículos publicados
103

Hay 76 invitados y ningún miembro en línea

Hoy44
Ayer136
Este mes2613
Total153560

Visitor IP : 54.205.205.47 Visitor Info : Unknown - Unknown Jueves, 24 Abril 2014 13:31

La comunidad de cazadores de marcas

Participa en el proyecto SIGNO y entra a formar parte de la comunidad de cazadores de marcas de cantero. Colabora en las tareas de catalogación y contribuye con tus aportaciones desde el Fórum o los grupos de trabajo en Facebook. Cualquier iniciativa encaminada a difundir este proyecto será bienvenida.

¿Cómo puedo colaborar en el proyecto?

En la sección de Ayuda encontrarás toda la información sobre cómo completar las fichas de los signos lapidarios adjuntados, desde la carga inicial de la imagen en la galería del edificio cómo catalogarlas por tipos, formas, ubicación y otras características sobre la factura y el contexto de las mismas.

Gestor de consultas a la base de datos

La base de datos de SIGNO facilita las búsquedas de signos lapidarios por fechas, localizaciones, tipos y formas con el objetivo de establecer una terminología adecuada que describa su naturaleza y función y confeccionar cuadros comparativos de marcas relativas a diferentes épocas y lugares.

Grupos de trabajo en Facebook

Inicio

Hay 84 invitados y ningún miembro en línea